El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, dijo en su discurso diario a la nación el domingo por la noche que ninguno de los sistemas de misiles antiaéreos Patriot recibidos por Ucrania de sus aliados occidentales ha sido destruido y todos siguen funcionando y destruyendo misiles rusos.

“Los que en Rusia hablan de la supuesta destrucción de nuestros Patriots: los tenemos todos, todos funcionan, todos derriban misiles rusos y lo hacen a pleno rendimiento; ningún patriota ha sido destruido”, declaró Zelensky en su discurso.

El presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró el pasado viernes en San Petersburgo que Rusia ha logrado destruir «cinco sistemas Patriot cerca de Kiev».

Ese mismo viernes, Ucrania informó de la interceptación en el cielo de la capital de otros seis misiles supersónicos rusos Kinzhal.

Hasta la llegada de los Patriots a Ucrania en mayo, las fuerzas ucranianas no tenían capacidad para interceptar estos misiles rusos. Desde entonces, el ejército ucraniano ha informado de la destrucción de 13 misiles Kinzhal lanzados por Rusia contra Kiev.

La competencia entre los Patriots y los Kinzhal -que significa ‘daga’ en ruso- es una de las más emblemáticas de la carrera armamentista entre Rusia y Estados Unidos que se libra en los teatros de operaciones ucranianos.