Johannesburgo, EFE.- Las autoridades informaron este jueves que el número de personas fallecidas -incluidos tres niños- aumentó de 16 a 17 anoche a causa de una fuga de gas que se produjo en un asentamiento informal en el norte de Sudáfrica. El hecho ocurrió en el asentamiento de Angelo, cerca de la ciudad de Boksburg, a unos 30 kilómetros al este de Johannesburgo. El jefe de Gobierno de la provincia de Gauteng (donde se ubica esa zona), Panyaza Lesufi, confirmó hoy desde el lugar de la tragedia que ya son 17 los muertos después de que una persona muriera en el hospital. «Hay uno que lamentablemente falleció», dijo Lesufi a los periodistas, refiriéndose a las víctimas hospitalizadas. “Los que están en el hospital son once. Esas son las cifras que obtuve el jueves por la mañana”, precisó el mandatario. Horas antes, el portavoz de los Servicios de Gestión de Desastres y Emergencias de la ciudad de Ekurhuleni (municipio del que forma parte Boksburg), William Ntladi, había fijado la cifra de muertos en 16. “Puedo confirmar que hubo envenenamiento por gas. En el lugar se encontró un cilindro de óxido de nitrato”, explicó Ntladi en declaraciones recogidas en medios locales. Además de los fallecidos, dijo el portavoz, otras víctimas fueron “resucitadas tras la intervención de los paramédicos” y trasladadas a un hospital. ingresados ​​en el hospital son 16 en total, de los cuales cuatro se encuentran en estado crítico y otros once en estado grave pero estable. Mientras que uno se encuentra ingresado en estado de plena conciencia”, agregó el vocero. Según medios locales, las víctimas podrían ser mineros irregulares que utilizan óxido de nitrato para extraer oro de los yacimientos de la zona. “Esto de la minería ilegal está fuera de control”, reconoció Lesufi. “El equipo de emergencia y la unidad forense trabajaron durante la noche (y) peinaron el área. También movilizamos nuestros helicópteros solo para asegurarnos de que toda el área esté peinada (y) de que no nos perdamos nada», agregó. El incidente tuvo lugar después de que al menos 41 personas murieran en Boksburg por la explosión de un camión cisterna de gas en 24 de diciembre.