En toda esta serie de falsos médicos extranjeros, hay un elemento que siempre surge y es la exigencia de la homologación de títulos.

Cuando alguien recibe formación de grado o posgrado en una universidad extranjera, para poder ejercer en el territorio nacional, debe pasar por un proceso de reconocimiento de su título con un objetivo principal.

Para Noel De La Rosa, Director de Planificación y Desarrollo Institucional de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), reducir la posibilidad de intrusión y de personas que vienen a República Dominicana a postularse para algún tipo de profesión para la que simplemente no tener la formación y que no quede constancia de ninguna universidad, debe ser una tarea constante.

De ahí la importancia de este proceso cuyo órgano rector en el país es el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCYT), pero en el proceso también participa la UASD, que como universidad estatal se encarga de recibir los documentos requeridos de los postulantes. . , entre las que se encuentran el título original apostillado a través de Cancillería, constancia de notas y actas de todas las materias cursadas, que se nos confirma que no hizo.

“Los documentos de Ella no fueron legalizados porque ella solo ha sacado copias. Incluso los sellos del Ministerio de Educación Superior de Venezuela no eran legibles. Sabes. Entonces por eso es que ella no ha sido certificada. Le han pedido en varias ocasiones que traiga los documentos originales apostillados, pero solo ha traído copias”, dijo Nelson Portalatin del MESCYT, en conversación para N Investiga.

En caso de que verifiquen que existe una coincidencia de más del 80% en el plan de estudios, emiten una certificación de aprobación al MESCYT.

El Dr. Jorge Luis Plaza es un cirujano plástico reconstructivo, estético y maxilofacial venezolano, con 23 años de ejercicio, destaca la importancia de cumplir con los estándares para desempeñarse en áreas profesionales tan delicadas como la medicina. “Simplemente que uno tiene que cumplir los requisitos y hacerlo. Cada país tiene su manera. Por ejemplo, para poder hacer las cosas aquí en República Dominicana son muy estrictos con el sistema de salud. Y aquí, por ejemplo, hasta para hacer un posgrado tienes que hacer la homologación y tienes que tener un exequátur”, dice.

El asesor legal de Salud Pública, Luis Tolentino, sostiene que la mujer debió someterse a la normativa correspondiente. “Si hubiera sido médica graduada en otro país, deberá realizar el trámite de reválida de título y luego solicitar el exequátur y obtenerlo para ejercer la profesión. Si no, como en los demás casos que hemos tenido, es una violación al artículo 156, numeral siete de la Ley 42 cero uno y es una sanción penal que va de 2 a 10 años”, asegura.

Establece que el Ministerio de Salud Pública ya inició acciones legales.

“Ya depositamos la denuncia hoy, creo que ya se está entregando a la Fiscalía con el propósito de iniciar las investigaciones más amplias… la parte que investigamos, primero vemos que tienen las credenciales, luego vemos que no tienen la credencial, entonces con la ayuda de la Fiscalía emplazamos a las víctimas o a las personas que han estado en manos de este supuesto médico y de este supuesto médico para que nos rindan su testimonio formal, que fortalece la expediente para una posible condena”, avanza.

Asegura que estuvieron en la Fiscalía el pasado lunes y estamos tratando de coordinarnos para detectar todo este tipo de casos y someterlos, agrega que en muchas ocasiones este tipo de casos no llega a la institución, pero también sería interesante. montar una mesa tripartita donde participen para que no solo llegue cuando se ha cometido el delito, sino que sea preventivo.

No solo ejercen sin revalidar su título, su exequátur, sin ser médicos, sino que también hay muchas personas que inician centros sin tener licencia de habilitación, como lo reconoce el director de Licenciamiento en Salud Pública, doctor Gerardo Mesa.

Es necesario que a partir de estos trabajos, tanto la ciudadanía como las autoridades tomen conciencia de la magnitud de este problema, pues se ha evidenciado que no son pocos los casos aislados. Nos da un poco de optimismo saber que entre octubre y noviembre de este año, la UASD planea lanzar oficialmente una nueva tecnología especializada para la homologación de títulos que permitirá garantizar que los títulos no emanan de acciones fraudulentas.