Colombia.- El presidente de Colombia, Gustavo Petro, llegó este miércoles a Berlín para cumplir una extensa agenda de alto nivel en Alemania, que incluye reuniones con empresarios y la posible firma de nuevos acuerdos en diversas áreas estratégicas.

Según informó la Presidencia de Colombia, Petro “buscará fortalecer la relación entre ambas naciones y suscribir acuerdos” en sectores como: industria, energías renovables, producción de hidrógeno verde, comercio y cultura.

En la agenda del presidente se encuentra una reunión con presidentes de producción de gas, energía, infraestructura, acero, telecomunicaciones y otras áreas, que ha sido organizada por la Asociación Federal de la Industria Alemana.

Asimismo, se reunirá con el jefe de Estado alemán, Frank-Walter Steinmeier; el canciller, Olaf Scholz; y con directores de parlamentos «para fortalecer las relaciones entre los dos países».

Durante su estancia en Alemania, detalló la Presidencia, Petro suscribirá un memorando de entendimiento para impulsar la producción y uso de hidrógeno en Colombia.

Además, también firmará el convenio para la repatriación a Colombia de unas máscaras indígenas Kogui, pertenecientes a la Sierra Nevada de Santa Marta, que se encuentran en un museo alemán.

“Ahorros sustanciales en importaciones”

A su llegada, Petro declaró a la prensa sobre uno de los puntos más importantes a discutir en Alemania y es la intención de sustituir las importaciones de combustibles fósiles por energías limpias.

“El hidrógeno verde tiene potencial en el uso del transporte, desde los autos pequeños hasta los trenes (…) Cualquier cosa que esté reemplazando los combustibles fósiles, llámese diesel, gasolina, gas natural, por fuentes de energía limpia, llámese electricidad, la más general, pero puede haber otros, implicaría automáticamente un ahorro sustancial de importaciones, que es uno de los objetivos que estamos buscando”, comentó.

Petro consideró que se ha montado el cuento de que el país sudamericano es “un gran exportador de petróleo, pero no se cuenta la otra cara de la historia, y es que entre el 20 y el 40 % de la gasolina que se consume en toda Colombia se es importado”.

Esta importación, agregó el mandatario, ya le ha causado al país, “por error, por mala administración”, un “brecha fiscal” que según cálculos de su administración “se acerca a los 50 millones de pesos (casi 12.000 dólares) para fines de este año. .»

“Lo que hemos hecho hasta ahora es frenar el crecimiento de esa brecha, ahora toca pagarla. Entonces, sin duda, una reducción en el consumo de gasolina sería muy favorable”, agregó Petro.