Miami,.- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) afirmó este jueves que el pedido de una «severa condena» al comunicador guatemalteco José Rubén Zamora Marroquín demuestra «desgobierno contra el periodismo», por lo que instó al Gobierno de Guatemala a «abandonar su actitud intimidación contra el periodismo” y no sigan dañando la democracia en su país”.

En un comunicado, la organización con sede en Miami, Florida (EE.UU.), sostuvo que “una vez más queda en evidencia la crueldad del Gobierno de Guatemala contra la prensa” con el pedido de 40 años de prisión para Zamora, por parte de la fiscalía.

“Pedimos al gobierno de Guatemala, ante las sospechas de falta de independencia de los poderes públicos, que cese en su actitud intimidatoria contra el periodismo y no siga dañando la democracia en su país”, dijo el presidente de la SIP, Michael Greenspon.

Greenspon, director global de Print Licensing and Innovation de The New York Times, también señaló que varios periodistas guatemaltecos han tenido que abandonar el país «por temor a la manipulación de la justicia y por señales de que el gobierno guatemalteco está utilizando este caso para intimidar y tratando de neutralizar la labor de control de la prensa”.

El Ministerio Público (MP, Fiscalía) de Guatemala solicitó el pasado martes ante un tribunal de sentencia que Zamora Marroquín sea condenada a 40 años de prisión por los presuntos delitos de chantaje, asociación ilícita y lavado de activos.

Zamora Marroquín se encuentra recluida en un penal ubicado al norte de Ciudad de Guatemala, desde el 29 de julio, tras ser acusada de presunto lavado de dinero, apenas cinco días después de lanzar fuertes críticas por corrupción contra el presidente Alejandro Giammattei.

El periodista de 67 años fue presidente y fundador del matutino El Periódico desde 1996 hasta el 15 de mayo, cuando el medio tuvo que cerrar tras su detención.

“Otros ocho periodistas y columnistas de El Periódico también están bajo investigación oficial por presunta obstrucción a la justicia, entre ellos uno de nuestros expresidentes, Gonzalo Marroquín, y la exdirectora del medio, Julia Corado. Ambos tuvieron que salir del país”, dijo Carlos Jornet, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de la SIP.

“Luego de un juicio con múltiples irregularidades -por supuesto blanqueo de capitales, chantaje y tráfico de influencias, entre otros cargos-, la Fiscalía busca ahora una pena desproporcionada contra un periodista que ya lleva 10 meses en la cárcel”, observó. Jornet, quien es director periodístico del diario argentino La Voz del Interior.

El diario El Periódico cerró sus puertas como medio digital el 15 de mayo, cinco meses después de dejar de circular en papel. El medio denunció que el «caso fabricado» contra su presidente fue solo un detonante de los 300 días de persecución política y presión económica, indicó la organización hemisférica.

En su informe sobre Guatemala durante la reunión semestral de la SIP, realizada en abril pasado, la entidad denunció la falta del debido proceso y destacó que el Gobierno utilizó al Ministerio Público para acusar a los abogados de Zamora para bloquear sus posibilidades de defensa, y contra otros periodistas que solo dieron su opinión sobre el caso, detalla el comunicado.

Zamora Marroquín, con 10 meses de prisión, conocerá el 14 de junio si es condenado por los delitos que le imputa la Fiscalía de Guatemala.

EFE