La Policía Nacional busca a los delincuentes que mataron en la madrugada del martes a un hombre que se desempeñaba como seguridad de una estación de combustible ubicada en la comunidad de Jima, en Bonao.

El guardián fue identificado como Paulino Santo López, quien habría recibido tres impactos de bala que le cegaron la vida, mientras se encontraba resguardando la estación de expendio de gasolina.

El arma de fuego con la que se desempeñaba Santo López, quien también era dirigente deportivo, le fue sustraída por los individuos.

Se alega que los desaprensivos llegaron a la estación con el objetivo de irrumpir y sustraer bienes de la parte del negocio que colinda con la misma, donde se encuentra un cajero bancario.

Precisamente en marzo de 2021, en la misma gasolinera con el nombre Essi, fue asesinado en parecida circunstancia Luis Manuel Pujols Lachapelle, 52 años, quien laboraba amaneciendo y fue víctima de los matadores para despojarlo del arma y robar en el cajero.